miércoles, 1 de junio de 2016

¿QUÉ ES EL PORTFOLIO VIRTUAL?

El portfolio virtual es un instrumento de aprendizaje y evaluación que posee dos características bien definidas. En cuanto portfolio, es una herramienta que permite la recolección de evidencias de aprendizaje para su posterior evaluación; y, por ser virtual, posibilita, de la mano de las TIC, que esta recogida se haga a través de un sistema multimedia. 
Haciendo una síntesis de los conceptos existentes respecto a los portafolios realizados con el uso de las TIC, podemos decir que el portfolio virtual es uno de ellos, el cual se describe por adoptar las características del portafolio de “papel” en cuanto a: ser un instrumento que permite recoger y reflexionar sobres las evidencias de aprendizaje y concede, a través de un uso metodológico, el desarrollo competencias que contemplan conocimientos, habilidades y destrezas. 
Sin embargo, por su naturaleza de construcción también promueve el impulso de habilidades tecnológicas. Por lo tanto, el portfolio virtual se puede definir desde dos aspectos: 

1) Desde el técnico: Un portfolio virtual es un sistema creado bajo un soporte multimedia y publicado en la web y que permite crear, seleccionar gestionar y publicar evidencias de los aprendizajes de los estudiantes, los cuales son productos de su reflexión y elaboración. Además accede a un participación constante entre el usuario y lector a través de herramientas que promueven el compartir, participar y comentar las evidencias. Sus características se sintetizan en las siguientes (Ivanova, 2008): - Promueve la participación activa del estudiante en su proceso de construcción debido al fácil manejo de herramientas. - Permite un mayor número de posibilidades de interacción desde cualquier lugar y en cualquier momento. - Suscita un trabajo colaborativo entre los estudiantes lo que puede llevar, en la medida de un buen uso, a un aprendizaje colaborativo. -Estimula la creatividad individual en la construcción la producción y gestión de sus evidencias de aprendizaje. 

2) Desde el aprendizaje y evaluación: Una herramienta de evaluación auténtica que permite al docente conocer los avances y dificultades que cada estudiante en particular va teniendo con su propio aprendizaje. Asimismo permite asumir una visión más real de la relación que el estudiante tiene a lo largo de una unidad o curso escolar, con lo que el profesor le ha transmitido. El portafolio virtual promueve el desarrollo de competencias utilizando el contenido como pretexto para el incentivo de reflexiones y análisis por parte de los estudiantes. Tomando este enunciado y relacionándolo con el sector de Historia, Geografía y Cs. Sociales podríamos establecer que el portafolio permite “la comprensión profunda de hechos y conceptos mediante su análisis y la explicación que de ellos se hace a terceras personas, la justificación de fenómenos sociales acaecidos y la argumentación de perspectivas personales adoptadas” (Barberà, 2005, pág. 498). Sin embargo, también permite que los estudiantes desarrollen competencias en el manejo y uso de las TIC (Wade, Abrami, y Sclater, 2008) propias para el sector de aprendizaje o de uso general. Por otra parte el portafolio, se reconoce como un instrumento de interacción flexible y organizada entre dos o más estudiantes que trabajan su portafolio en particular. En otras palabras, si bien es una construcción individual, por su propia estructura permite que los estudiantes visiten el portafolio de su compañero y realicen observaciones, análisis y comentarios en relación a su elaboración. Esto constituye un espacio de aprendizaje colaborativo donde, en ocasiones, la retroalimentación del otro (compañero) tal vez sea más significativa que la retroalimentación del propio profesor. 

FUENTE: Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Católica de Santiago de Chile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada